Estela Belleza

Estela Belleza / Blog / Luces y sombras en el sector de la belleza

Luces y sombras en el sector de la belleza

Aunque las cosas están cambiando profesionalmente en nuestro sector, debemos tener cuidado con el oportunismo

En los últimos años ha habido muchos cambios en el sector de la estética, y la mayoría me alegran, aunque como ocurre con todo en esta vida, en belleza también hay luces y sombras.

Es evidente que cada vez hay más conciencia del cuidado cosmético, y la mayoría de personas tienen una rutina de cuidado domiciliario establecida. Esto ha sido un grandísimo avance, puesto que los cuidados del día a día son la base de todo, son los cimientos. Sin embargo, estos cuidados no son siempre acertados. El asesoramiento profesional es clave, tanto para acertar, como para sacar el mayor rendimiento posible. De este tema podría estar hablando días, así que lo dejo para otra ocasión.

Sectores que ahora se dedican a la estética

Otro cambio ha sido la gran cantidad de profesionales que antes no se dedicaban a la estética y ahora sí. Sectores como la dermatología, que hace años se limitaban al tratamiento de alteraciones y patologías cutáneas, y lo hacían casi exclusivamente con medicamentos, ahora se van comprometiendo cada vez más con el cuidado íntegro de la piel, y realizan un abordaje más completo.

También la farmacia, con la especialidad en dermofarmacia. En este sector el auge de los cosméticos ha sido tremendo. Los productos han ido cambiado los formatos y la imagen, hacia un look más austero, con menos glamour, y se pueden encontrar artículos que antes sólo se vendían en perfumería. Pongo la mano en el fuego que si mi abuela entrase ahora en una farmacia especializada en el tema, lo hubiera confundido con una perfumería, o en cualquier caso se hubiera sentido confundida. Todo evoluciona.

Incluso la medicina estética, que, consciente de la importancia de un buen lienzo para su trabajo, apoya el cuidado cutáneo. Desde luego, tiene todo el sentido del mundo.

Es una magnífica noticia que haya un consenso absoluto, y a día de hoy todos los profesionales apoyen el cuidado cosmético de la piel. No se si recordáis, yo sí, que no hace tanto tiempo en estos mismos entornos se aseguraba que las cremas no servían para nada … Pues bien, siempre que sea con rigor, para avanzar, mejorar, y aunar esfuerzos, estas nuevas alianzas son maravillosas, y personalmente lo aplaudo. Lo que no me hace tanta gracia es el oportunismo, o el querer subirse al carro sin más. Cuando es para sumar, siempre funciona, pues nada como la colaboración entre diferentes profesionales para alcanzar el éxito.

Una anécdota personal

Voy a contar una anécdota personal para situar este tema. Recuerdo hace años, cuando vinieron a vendernos láseres para blanqueamiento dental. Mi primera respuesta fue decir que se habían equivocado, que estaban en un Centro de Belleza y Medicina Estética, pero que no teníamos servicios dentales. Su respuesta fue: ¡Pero precisamente por eso, esto es sólo estética!

Aunque me miraron con sorpresa, y una vez más insistieron en que estaba dejando pasar un tren, yo tuve clarísimo que no, porque no entiendo nada de dientes, y el hecho que sea estético no significa nada, estética es todo, además qué me iban a contar a mi, si yo veo belleza por todas partes. Creo que es un ejemplo muy claro.

La honestidad no es una moda

Y con este último tema, aprovecho para enlazarlo con el concepto de honestidad. Sí, porque ¡la honestidad está de moda! Ahora bien, de nada sirve esa honestidad como reclamo publicitario, porque lo que cuenta es que sea de verdad. Hay que demostrarlo, proporcionando una información veraz, en este caso a cerca de los tratamientos, tanto en cabina como domiciliarios. Y hay que llevarlo a cabo, poniendo todos los medios y esfuerzos para intentar que los clientes se sientan felices. Por eso es crucial seguir formándose y buscando soluciones reales y saludables que poder poner a servicio de las personas que confían en nosotras. Ser fiel a mi visión y a mi misión, siempre. Y no perder el norte, porque creedme, es fácil hacerlo.

El futuro en belleza está en colaborar (ojalá así sea), y en tener unos protocolos y una metodología propia, fruto de la experiencia, la formación, la honestidad y el rigor profesional.

(Artículo de María Estela de Abajo Sanz del sábado 16 de octubre de 2021 en LNE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias relacionadas

Contacto

Contacta con nosotros para pedir cita o para cualquier tipo de consulta. Estaremos encantados de atenderle.

Pedir cita WhatsApp 985 17 14 14